Román en El Show del Fútbol

Posted by El último diez On 8/24/2010 11:42:00 p. m. 0 comentarios

Nuevamente gracias a la buena onda de @JovaLucas, tenemos el placer de tener en videos las declaraciones del diez. Esta vez, fue en El Show del Fútbol -o #elpogramadefantino, como se lo conoce en Twitter-cuando Román salió a dar la cara luego de la derrota de Boca en el Tomás A. Ducó a manos de All Boys el pasado domingo. A pesar de no haber jugado, JR salió a hablar en un momento complicado. Disfruten de la palabra del diez.







El 10 en Fox Sports

Posted by El último diez On 8/22/2010 04:06:00 p. m. 0 comentarios

Gracias al Riquelmeano @JovaLucas que grabó y subió los videos, les dejó las declaraciones del diez el otro día en Fox Sports. Disfruten la palabra del diez...





Volver a casa

Posted by El último diez On 8/17/2010 11:07:00 p. m. 0 comentarios

La suerte no acompaña a Boca. Es algo que vengo pensando desde hace un poco más de un año. Porqué, está claro, no todo depende de tener buena o mala fortuna. Pero de vez en cuando, cuando algún jugador tiene la mala leche de cometer un error como el de Clemente el sábado, podría no terminar adentro de nuestro arco. Y sin embargo, en los tiempos que corren –ya sea con Ischia, Basile, Alves y ahora el Bichi- la pelota siempre termina adentro. Pero eso es para analizar en otro momento-

Porque al marge de que resultado hubiese sido positivo o negativo -como finalmente fue-, lo importante pasó antes del pitido inicial del –pésimo- árbitro del partido. Minutos antes de la salida del equipo, de la mano de su hijo y vestido de jeans y campera -¡que ganas de verte con los cortos!- el 10 salió a una Bombonera repleta para recibir el afecto de su gente. El templo explotó como pocas veces para homenajear al ídolo y festejar cuatro años más de magia. Román volvió a su casa y así, las cosas, volvieron a su lugar.



Romance eterno

Posted by El último diez On 8/12/2010 11:02:00 p. m. 0 comentarios

"Los extrañe bastante". Mientras Juan Román Riquelme se acomodaba para su primer conferencia de prensa luego de haber arreglado su continuidad por cuatro años más con los colores de sus amores, miraba a los periodistas presentes –que habían llegado en gran cantidad- y soltaba la frase que abre este texto. "Terminamos como queríamos todos: dirigentes, mi familia, yo y, sobre todo, los hinchas de Boca” expresaba como para poner, ahora sí, el fondo negro de la pantalla con el “the end” en blanco. Y el cine completo, de pié, aplaudiendolo una vez más.

La gran cantidad de periodistas presentes se podía explicar por varios factores. El primero y fundamental: el jugador más importante del fútbol argentino se ponía delante de un micrófono. Además, renovaba su contrato luego de tres meses de tire y afloje. Y, cómo con la pelota en los pies, el diez es un as a la hora de declarar.

Los temas para tocar eran múltiples. Renovación, dirigentes, Macri, Boca, Selección, lesión, etc. No dejó nada suelto. Cómo en la cancha, asistió con justeza y eludió con inteligencia. Nunca dejó de aclarar que es “hincha de este Club” ni que “los dirigentes hicieron un gran esfuerzo”, evitando innecesarios roces con el contrato ya firmado, sin hacer leña del árbol caído –léase Macri and company-. No se puso plazos para su regreso–“por primera vez voy a tomar una lesión en serio”- y marcó objetivos a corto y largo plazo –“Quiero ganar otra Copa más para la gente”-. Se mostró feliz por el nuevo plantel -“soy hincha y me ilusionan los refuerzos que llegaron”- y confirmó su asistencia el sábado frente a Racing en una Bombonera que lo recibirá como se merece. Coqueteó con la Selección –“Me pone muy felíz que Batista hable bien de mí- aunque dejó el sueño para más adelante –“Primero quiero recuperarme y jugar en mi Club”-. Volvió a elogiar al nueve –“El mejor de los últimos 10 años”- y hasta se animó a prolongar su trayectoria –“no estoy seguro de que sea su último año”-. Un Román auténtico. Que abre la boca y deja títulos para todos y sobre todo. Pero que, sobre todas las cosas, hace feliz al pueblo Xeneize y al fútbol. “Hoy es un día para que estemos todos contentos” deslizó el diez casi al pasar, entre frase y frase. Y no se equivocaba.

Aunque la novela de la renovación terminó, una nueva comenzó. Pero si la anterior fue de suspenso, esta será de amor. Mejor dicho, de romance. Un romance que comienza hoy, una vez más –aunque nunca terminó- y que durará cuatro años más. Eso sí, dentro de un campo de juego. Porque el romance con el último diez será eterno.


Para el final, les dejo la emocionante propaganda de Paso a Paso sobre JR. Gracias a @JovaLucas por subirla para poder compartirla con todos los Riquelmeanos que nos emocionamos con esta excelente publicidad que surtió un efecto especial en el público por el momento en que salió al aire, cuando las cosas entre Román y Boca parecían que no iban a llegar a buen puerto. Pero ahora, con la renovación ya consumada, aquí el video, espero lo disfruten tanto como yo.


Y hubo final feli'

Posted by El último diez On 8/07/2010 02:30:00 p. m. 0 comentarios

Tengo que admitir que ya estaba en la lona. Me imaginaba este blog vestido de rojo o celeste y blanco, o hasta se barajaba un blog pincha. Nada de eso me motivaba. Aunque ver al diez adentro de una cancha jugar es demasiada motivación, sea con la camiseta que sea, no lo iba a estar haciendo con la misma felicidad que en el patio de su casa. Pero para suerte de todos y de él mismo, hubo final feliz.

Tal vez la larga espera hizo más grande la emoción. Más de dos meses tuvieron que pasar, y hasta con el campeonato empezado, para que terminara esta novela interminable que nos tenía sin cuidado a todos los Riquelmeanos. Cómo en todas las historias, había personajes. El querido por todos, el que se transforma durante la trama y el villano. Y el final fue hollywoodense, con los “malos” mordiendo el polvo y el héroe siéndolo más que nunca.

Todos los capítulos habían sido de mal en peor. “Tampoco voy a esperar tanto” tiraba JR. ¿Cuándo? El 27 de mayo, luego de su operación. El 10 metía presión, pero el amor al Club era más fuerte. Porqué esperaría, y mucho. Si no, miren el excelente recuento día a día que hizo Olé de esta novela.

De aquel 27 de mayo a ayer a la madrugada pasaron miles de cosas. Ameal se reunió un par de veces con Bolotnicoff –representante del diez- sin éxito. El pase se caía y reflotaba con el transcurso de los días. Los rumores caían de a montones. Que estaba todo mal, que estaba todo bien. “Román cada día más lejos” algunos días y otros ya estaba todo arreglado. El manoseo fue inaceptable, tanto para los hinchas como para el propio 10.

“Ya me siento jugador de Boca”. Las palabras salieron de la boca del diez hace una semana. No se necesitaba otra declaración para sentirnos felices, ya lo había dicho él. Había aceptado la oferta y listo, ya no importaba nada más. En un mundo coherente. Porque no bastó con que Román aceptase la propuesta, hubo que seguir sufriendo.

Anteayer fue el peor día. E increíblemente, ayer fue el mejor. De un día para otro la historia pasó de ser la más triste a la más feliz. Sin escalas, cómo lo fue todo este tiempo. De la calurosa reunión entre Ameal y los dirigentes, con su pelea con Angelicci, a la que tuvieron el mismo presidente con JR. Y ahí el punto clave. En la primera que Jorge Amor y el 10 se vieron las caras, todo se resolvió. “¿Usted me quiere en Boca Jorge?” preguntó. Ante la respuesta positiva, todo se arregló.

Leto tiró la primera piedra en América 24. Luego, explotó Twitter, la cuna del nuevo periodismo al instante. Walter Safarian, Gustavo López, Juan Yankilevich, entre otros, esparcieron la noticia en cuestión de segundos, cómo también lo hicimos todos los Riquelmeanos. Cuándo Claudito Freire, amigo de la casa y del 10, confirmó la noticia con su “disfruten de 4 años más”, sentí un alivio inexplicable. El diez se queda en su casa. El pueblo Xeneize estaba feli’.

"Soñaba con este tema a Román"

Posted by El último diez On 8/03/2010 10:52:00 p. m. 0 comentarios

Hoy voy a reflotar una nota hecha por Olé cuando Román volvía definitivamente de Villarreal allá por noviembre de 2007. El protagonista de la misma es Facundo Soto, cantante de Guasones. Si son fanáticos como yo de esta excelente banda de rock de La Plata, les va a emocionar escuchar las palabras de un ídolo como Facu hablando de otro ídolo como lo es el diez, cada uno en su ámbito. Y si no les gusta Guasones, seguro que igual van a disfrutar y mucho de lo que dice. Y se van a sentir identificados.

"Soñaba con este tema a Román"

El cantante de Guasones festeja el retorno de Riquelme a Boca y lo endiosa tanto que hasta le escribió algunas líneas en "100 años". Amigo del Rifle Pandolfi, otro del palo del rock, ya ligó la 7 del Mellizo y dice que con el 10 volverá a la Bombonera.

“Con la derecha me gusta patear / Por respeto a Román", reza parte de la estrofa. ¿Un grupo de cumbia amigo le dedicó una canción a Riquelme? Nada de eso: "100 años" es rock and roll. Y es el tema que eligió Facundo Soto, cantante de Guasones, para volcar en escena su enfermedad por Juan Román, cada día más cerca de Boca. Pasen y vean.

— ¿Para tanto es, Facundo, esa pasión?

— Obviooo. Lo que siento por Román es inigualable, me mata. Esss una belleeeza como diría el Bambino jaja. Pero en serio, sí, es realmente como una enfermedad. Es más que un jugador de fútbol: es un artista. Yo soñaba con este tema, soy hincha suyo.

— ¿Entonces puede decirse que sos de Boca?

—Sí, en el fondo sí, lo que pasa
es que a esta altura a mí me gusta ver buen fútbol, y Boca no me lo da en estos momentos. No lo disfruto, y entonces prefiero no ir a la cancha. Por eso digo que soy hincha de Román, porque siempre gozo viéndolo jugar.

— ¿Y ahora qué vas a hacer
que Román vuelve?

—Y... vuelvo a la cancha, jaja. Sí, de cabeza. Y volvería a ver fútbol todos los domingos, hasta a la noche también. Ahora no le estoy dando mucha bola, lo veo de reojo mientras toco la guitarra...

— ¿Y cómo surge la idea de dedicarle parte de la letra de un tema?

—Me sale así, no me doy cuenta. La letra original en realidad dice: "Con la zurda me gusta patear por respeto al diez", por Maradona. Pero el amor por Román fue creciendo tanto que entonces tuve que cambiar de pierna, jaja.

—En el último Obras hasta lo endiosaste...

—Sí, sí, los chicos de la banda ya no me aguantan más. Me gritan: "Basta, Facundo, no te va a regalar la camiseta". Pero yo no les hago caso, te repito, porque me surge así solito. A veces hasta hacía el Topo Gigio en los recitales, todo para bancarlo ante las críticas. Creo que los argentinos no nos merecemos tener un jugador como él.

— ¿Y te sentarías a escribirle un tema?

—El problema que tengo es que cuando quiero hacer un tema premeditado no me sale, me tiene que surgir en el momento, cuando escribo. Pero sí, le dedicaría... Bah, le haría un disco entero a Román, jaja.

— ¿Quién es el Riquelme del rock?

— Mmm... Dejame pensar... La cosa es que hoy el rock está tan falto de sutilezas, que me tengo que ir para atrás, ¿viste? Así que.. eh... a ver... ya está: Bob Dylan, sin dudas, porque es distinto a todos, el número uno.

— ¿Y qué instrumento tocaría Riquelme si fuera rockero?

—Y... por la fineza que tiene, el piano, seguro. Pero cualquier cosa la tocaría bien, si es un artista. En realidad, para mí sería un letrista de la puta madre.

—No sé por qué me parece que te gustaría conocerlo...

—Jaja, sí, pero no quiero joderlo. Ahora, si un día me entero que le gusta la banda lo invito al escenario, con alfombra roja, un clásico. En estos años tuve la suerte de conocer a varios jugadores. Con Sebastián Verón, por ejemplo, tengo una muy buena relación; con el Rifle Pandolfi, que es del palo del rock, estuve viendo a Velvet Revolver; después está Vitamina (Sánchez) que no se pierde un recital... Los mellizos (Schelotto) me regalaron sus camisetas...

—Falta la de Román...

—Sería hermoso, pero te repito: no quiero molestar a nadie. Me conformo con verlo jugar como juega.

Para el final les dejó una joyita de la banda, en vivo, dónde Facu deja en evidencia su amor por el 10. No se pierdan el final del tema.

Fuente