“Román es el mejor jugador del mundo”

Posted by El último diez On 9/02/2010 12:19:00 a. m. 1 comentarios

Cañete jugó los tres amistosos previos al Apertura y fue titular ante All Boys.


Las palabras son de Marcelo Cañete, unas de las mayores promesas del semillero Xeneize. Algunos, tal vez un tanto apresurados y pensando en la necesidad de cubrir el vacío del 10, dicen que será el sucesor de Román. Pero, por lo pronto, disfruta de sus primeros pasos en primera y espera jugar junto a él, su máximo ídolo. Quién pudo apreciar un poco su juego sabe que es un exquisito, un distinto. De esos que deslumbran en cada entrenamiento con sus chiches y lujos.
“Vení, sentate en el auto que la hacemos acá”. Marcelo Cañete es una promesa en ascenso, pero no pierde su humildad. En boca de todos luego de que Claudio Borghi lo llevara a la pretemporada y con sus participaciones en las giras de Boca por Brasil, Australia y Nueva Zelanda, el Chelo –cómo le dicen todos- se hizo un lugar entre tantas figuras en este nuevo Boca.
Cañete tiene tan sólo veinte años y se le nota en los gestos. Tímido pero amable, está viviendo sus primeros pasos en la primera del club más popular de la Argentina. Criado y formado futbolísticamente en Lugano, barrio humilde del Sur de Capital Federal, el Chelo tiene las típicas características del jugador de potrero: atrevido, encarador, lujoso y talentoso.
-¿Qué recordás de tu infancia en Lugano?
-Lugano es donde viví la mayor parte de mi vida –se mudó a los 17 años-, es todo para mí. Tengo mis amigos, mi familia…Ahí di mis primeros pasos en el fútbol. Lugano es todo para mí.
-Tus primeros pasos futbolísticos fueron ahí en el barrio, ¿Cómo fuiste evolucionando en tu carrera como futbolista hasta llegar a Boca?
-Siempre en clubes de barrio. Arranqué en la escuelita de Yupanqui, después me fui a Lomas de Lugano, también en Atlético Lugano, volví a Lomas y ahí después me llevaron a Boca.
-¿Cómo se produjo tu paso a Boca? ¿Quién fue él que te llevó?
Yo cuando jugaba en Lomas de Lugano…-hace una pausa y piensa-, jugábamos contra Parque, me acuerdo en baby y me vio Ramón Maddoni y me trajo a Boca. Me dijo si quería probarme en Parque y me llevaba al mismo tiempo a Boca. Ni lo dudé. Así fue como llegué acá en el 1998.
Doce años hace que Cañete viene deslumbrando técnicos en las inferiores de Boca. Llegó con tan sólo ocho años y tuvo que esperar un poco más para debutar en la primera por una fatídica lesión en su rodilla que lo tuvo ocho meses fuera de las canchas. Pero igual pudo disfrutar la enorme satisfacción de ser campeón en Reserva y debutar en la primera.
-La gente escuchó hablar mucho de vos pero tal vez no te pudo ver muchos minutos en cancha. Si le tuvieses que contar cómo juega Cañete, ¿Cómo te definirías?
-Soy un enganche clásico, que me gusta encarar, ser vertical, rematar, generar juego, manejar los tiempos…Lo que es un enganche clásico digamos. Yo me defino de esa manera.
-¿Sentís que a veces por esta manera de jugar sos un blanco para las patadas?
-Y si, la verdad que sí. Ya siempre en inferiores ligaba por el número, al 10 siempre le dan (risas). Pero bueno, ya uno se acostumbra y a veces saca provecho de eso.
-Siendo enganche, jugando en Boca, teniendo la 10 todas las inferiores, Riquelme tiene que ser uno de tus ídolos…
-Sí, siempre lo dije. A Román lo admiro mucho, es mi ídolo. Es para mí el mejor jugador del mundo, y creo que no hay un jugador más inteligente que él adentro de una cancha. Siempre lo admiré y ahora compartir cosas con él la verdad que es un sueño. Ojalá pueda compartir unos minutos en cancha, que es lo que deseo en este momento.
En Mendoza ante Godoy Cruz ingresó en el segundo tiempo y debutó en primera. Ahora, sueña con jugar con Román.
Cuando Marcelo Cañete llegaba a Boca de la mano de Ramón Maddoni allá por 1998, se comenzaba a gestar el equipo histórico de Bianchi y los múltiples títulos de la etapa dorada del club de la Ribera. Y él creció viendo a todos esos jugadores, festejando sus goles y coleccionando sus posters. Y hoy –a Battaglia, Palermo y al mismo Román- los tiene con él en el vestuario. “Yo de chico los miraba, y ahora tenerlos de compañeros es algo hermoso que no lo vive todo el mundo” cuenta como un chico que cumple el sueño de jugar con sus ídolos. “Es difícil de explicarlo, pero me pone muy contento porque luché mucho para esto”.
-Vamos a repasar un poco: debutaste en el amistoso en Brasil, hiciste un gol en Australia, te pusiste la 10 en Nueva Zelanda, debutaste oficialmente en Mendoza y como titular contra All Boys. ¿Qué objetivos te motivan ahora a corto plazo?
-Mi objetivo es mantenerme en primera y demostrar que puedo estar. Ojalá pueda volver a tener la posibilidad que me dio el técnico y demostrarle que puedo.
-Uno te puede ver en los entrenamientos, en la cancha pero ¿Cómo sos fuera del fútbol?
-Muy tranquilo. Estoy todo el tiempo con mi familia, con mi novia. Salgo muy poco, a cenar con mi novia…soy muy familiero. Tengo una vida muy tranquila y trato de disfrutar cada momento con mis seres queridos.
La habilidad que tenés para jugar al fútbol es innegable, pero si no hubieses jugado ¿En qué otra cosa es bueno Cañete?
Nooo… (Risas). Sabés que me sacas del fútbol y me matás. La verdad que no sirvo para otra cosa.
Muchas veces uno se sorprende con jugadores que no les gusta el fútbol, que no miran partidos. Y después lo tenés a Román acá en el vestuario que siempre pide que se hable más de fútbol, él mira y sabe mucho de táctica, de todo lo que es el fútbol mundial. ¿Vos de que tipo sos?
Yo miro mucho fútbol. Se aprende mucho mirando y es bueno también estar informado. Uno vive de esto, mirando fútbol, entrenando. Me gusta la liga de España y la inglesa, esas dos son las que más miro. Trato de mirar para aprender.
-Por último Marcelo, sacando a Román ¿Qué otros referentes futbolísticos tenés?
-Me gusta mucho Zidane. Cuando jugaba lo miraba mucho. Con Román, ellos dos son mis ídolos futbolísticos. Después me gusta mucho el Principito (José) Sosa, es un gran jugador. También Verón, todos los que tienen buen pie, trato de mirarlos y de copiarlos.
De buen pie habla el Chelo. Y, para su deleite, tiene al mejor de todos ahí, con él día a día. Primero su ídolo y ahora también su compañero. Y espera poder jugar con el que es, para él, el mejor jugador del mundo.

Categories: , , ,

1 Response for the "“Román es el mejor jugador del mundo”"

  1. qofaoken says:

    Beneficial info and excellent design you got here! I want to thank you for sharing your ideas and putting the time into the stuff you publish! Great work!

    cheap nolvadex

Publicar un comentario