El mejor necesita del último diez

Posted by El último diez On 3/31/2010 01:23:00 a. m. 6 comentarios


Hay unos tipos discutiendo en un bar, enardecidamente. Lo mismo discuten unos pibes antes de empezar a jugar un partido. Igual en una mesa familiar, si hasta las mujeres opinan al respecto. Una dice, desde su inocencia y desconocimiento del tema, lo que todos se preguntan: “¿Porqué este chico Messi juega tan bien allá y acá no?”. Pero no siempre fue así. Cuando al lado del crack del Barça todavía estaba el último diez las cosas eran muy diferentes.
“En Barcelona, Messi tiene cinco opciones de pase y en la Selección no. Aca tiene que gambetear cinco jugadores…siempre que un equipo le ofrezca opciones de pase va a tener un mejor funcionamiento”.

Esto, tan claro como el agua, no lo dijo ninguno de los tipos que estaba sentado en el bar, ni los pibes que iban a jugar, ni en la mesa familiar. Las palabras, una explicación tan clara como cuando tiene la pelota en los pies, las dijo Román. El mismo que se ofrecía, previo a que se rompieran los códigos, como una de esas opciones de pase. Y que opción.
No sería complicado defender que, con Riquelme en cancha, el rendimiento de Messi –y del seleccionado en si- era muy superior al de ahora. Una vez más, y aunque suene redundante, los números hablan. Y benefician al distinto. O a ambos.
El 10 xeneize y el blaugrana jugaron juntos en la selección 25 partidos entre 2005 y 2008. A partir del alejamiento de JR, Lio jugó 12 cotejos con la celeste y blanca, posiblemente los peores partidos de su carrera, donde se le cuestionaron su fútbol, sus ganas y hasta que no sepa cantar el himno, entre otras cosas. Pero volvamos a lo importante, cuando los cracks estaban juntos en la cancha. De esos partidos, la selección ganó 16, empató 4 y perdió 5. Por otro lado, en la era Maradona -más aquel recordado partido en Chile que terminó con el ciclo Basile- el saldo es muy negativo: 6 ganados y 6 perdidos, incluida las humillaciones de La Paz –acá tenés otros 6- y de Rosario.
En cuanto a goles, la diferencia se acentúa aún más. El arco cerrado que tiene hoy en día Messi cuando se pone la albiceleste, no era igual cuando estaba Román. En esos compromisos, Leo marcó en 9 ocasiones. Y sin Riquelme, solo 3. De aquellos nueve goles, cuatro vinieron de una asistencia de JR, y solo uno fue en amistosos. En cambio, de los tres de la era Maradona, solo uno fue oficial. No solo Lio sufre la falta de un asistidor, sino que el equipo también lo siente. En esos 25 partidos, el equipo marcó 48 goles –de los cuales 11 fueron del diez de Boca-, casi dos por encuentro. En cambio, en los 12 partidos los Maradona boys solo hicieron 14 tantos. Un poco más de uno por cotejo, un promedio muy bajo para una selección con tantos goleadores.
Lo que queda claro, es que hay –en la selección- dos Messi. Uno con y otro sin Román. Estos números no hacen más que reflejar una realidad que está a la vista. Solo basta con mirar videos, de aquella Copa América de 2007 donde una mala tarde no consagró a una de las mejores selecciones nacionales de los últimos años, o aquel equipo de Batista que se trajo el Oro Olímpico de Beijing, para ver la idea planteada en esta nota. Pero lamentablemente para muchos, Román y Messi, el diez de antes y el de ahora, no van a volver a estar juntos. Y pensar que el que los separó fue “el 10”.
Canción.

Categories: , ,

6 Response for the "El mejor necesita del último diez"

  1. Cat says:

    Amén de la cuestión objetiva que planteás para fundamentar la necesidad de la vuelta de Román a la selección, siempre trato de recordar los trasfondos.
    Hay tantas cosas detrás que se escapan...en todos los aspectos del ambiente del fútbol (y de la vida) que son por lo general los más grandes y determinantes.
    Ergo: Muchos intereses.

  2. Cat says:

    (Dejando de lado el análisis de todas esas cuestiones, el próximo comentario seguro debería ser un ¡¡Volvé Romááááánn!!, de cajón. A ver cuanto tarda...)

  3. leo says:

    Para el cat: ¡¡Volvé Romááááánn!! jajaja
    17 horas y 40 minutos

  4. Cat says:

    A mi la cuenta me da 13h y 41 mín...

  5. Anónimo says:

    Lejos de ser la mejor selección de los últimos años, citando sólo la selección del mundial 98 o la selección de las eliminatorias para el mundial 2002. Yo me acuerdo lo que era la selección de Basile, era una lágrima, lejos estaba Messi de ser lo que es en el Barça (quizá no tanto como hoy) y ya era cuestionado. En la copa América, los brasileros nos bailaron y no hubo forma de revertirlo, Riquelme lo miraba pasar. Yo creo que lejos hasta de su mejor nivel estaba Riquelme en la selección (¿Por qué negarlo?, es un jugadorazo). Y ojo que no responsabilizo a Riquelme por eso, sino que hace rato no tenemos un técnico que pueda explotar a fondo y poner en común el inmenso potencial de nuestros mejores jugadores.
    Adió
    Andrés

    PD: ¿Por qué no Ángel Cappa a la selección?

  6. Anónimo says:

    ROMAN ES LO MAS GRANDE QUE HAY, SOLO NOSOTROS PODEMOS CUIDARLO

Publicar un comentario