Papá de verano

Posted by El último diez On 1/17/2011 11:00:00 p. m. 2 comentarios

La cuenta regresiva para la vuelta del 10 ya llega a su fin. Y lo hará en un partido especial, frente al rival de toda la vida. Pero, ¿cómo le fue a Román frente a River en Mar del Plata? A continuación te lo contamos.
Román le da con rosca. En 2008 volvió loco a Carrizo con su pegada.
La paternidad de Juan Román Riquelme sobre River se extiende también en los partidos de verano. El 10 disputó seis superclásicos en su carrera, cuatro en el Estadio José María Minella de Mar del Plata, de los cuales ganó cuatro, empató uno (cayó en los penales) y perdió tan sólo uno. En MDQ el saldo es más que positivo: 3 ganados y una caída. Vamos a repasarlos.

El primer enfrentamiento data del 27 de enero de 1999. Aquel día, un joven Román de 20 años, ya con la 10 Xeneize -que nunca más dejó- era la figura del encuentro (Olé lo calificó como el mejor, con 8 puntos) y Boca derrotaba a River por 2 a 1, con goles de Gustavo Barros Schelotto y José Basualdo. Javier Saviola había descontado para los perdedores.

El 21 de enero de 2001, Boca y Román volvieron a verse las caras frente a los de Núñez en el José María Minella. Y otra vez Riquelme resultó ganador y figura de la cancha. El diario Olé, el más popular a la hora de buscar puntajes, le puso un 8,5 de calificación. Antonio Barijho anotó el único gol del encuentro, que se vio manchado por los incidentes producidos por hinchas de River que obligaron a la suspensión a 10 minutos del final del partido.
Román y Martín se abrazan, luego del gol del 9 en el 2008.
Mucho hubo que esperar para que Román jugara una vez más frente a “los primos” en la ciudad balnearia. En 2002 el 10 partió hacia el Viejo Continente y, en su primer regreso en 2007, no participó de los partidos de verano. Por eso, siete años después, el 26 de enero de 2008, Juan Román Riquelme una vez más lideró la victoria boquense ante River, esta vez por 2 a 0, con tantos de Sebastián Battaglia y Martín Palermo. En aquel partido, Román vivió un duelo especial con el arquero rival, Juan Pablo Carrizo, a quién volvió loco con su pegada, casi le hace dos goles olímpicos y provocó el rebote que originó el segundo tanto.


La racha se cortó en 2010. Fue 3 a 1 y Román asistió en el único gol.
La racha positiva se cortó recién el año pasado, el 20 de enero, cuando Boca cayó derrotado por 3 a 1. Igualmente, Riquelme hizo su aporte poniéndole un centro milimétrico en la cabeza –cuando no- a Martín Palermo, para el empate parcial.

La historia de Román enfrentando a River en Mar del Plata deja un saldo más que positivo. Y por eso la ilusión está intacta para este nuevo regreso del 10. Este sábado se escribe un nuevo capítulo y esperemos que sea como de costumbre: un triunfo y Riquelme, figura.

2 Response for the "Papá de verano"

  1. Anónimo says:

    Roman no jugo solo superclasicos en mdq,tambien lo hizo en mendoza una noche que hizo un golazo contraa los plumiferos creo que fue a comizzo,tambien el de los 3 goles de palermo

  2. Tenés razón. Corregido el error! Saludos

Publicar un comentario