¡A por ellos!

Posted by El último diez On 7/07/2010 07:38:00 p. m. 1 comentarios



¡Qué lindo que es el fútbol! Por suerte, en un Mundial no muy bueno, España nos recordó lo lindo de este deporte. No se guíe por el resultado, para nada. Los gallegos llegaron como candidatos y ya están en la final. Alemania, con la frente en alto pero bailada, por el tercer puesto ante Uruguay. Se nos va el Mundial…

Que fácil es caer en el elogio desmedido en estos casos, pero es casi inevitable. Cuando a uno le gusta el fútbol, y ve algo como lo que se vio hoy, se siente lleno. El partido podía pensarse a priori parejo. Y con dos equipos no tan distintos. Por lo mostrado en este Mundial, Alemania estaba más cerca del fútbol de España que de su propia historia. Y los españoles estaban un poco más lejos de lo que los puso como candidatos al título. Pero España hizo lo que tiene que hacer un candidato: revalidar la chapa ante una potencia. Porqué la historia no la favorecía. Cualquiera podía pensar que le iba a pesar una semifinal y ante los alemanes. También era lógico que pase eso. Pero España doblegó tanto a los teutones como a su propia historia.

El partido fue una real lección de fútbol. España vio los partidos de Alemania ante Inglaterra y Argentina y entendió que no tenía que darle la pelota. Además, los gallegos juegan a eso. Y no se la prestaron ni un rato. Minimizaron a una difícil Alemania al máximo. Con la bocha en tu poder es muy difícil perder. El otro la necesita para crearte peligro. Si no la tiene, no puede. Si la tenés vos, seguramente ganes. Así entienden el fútbol los españoles y vaya si les está dando resultados. Campeones de Europa y finalista del Mundial. También es el triunfo de un proceso. Tanto Aragones como Del Bosque nunca dejaron de lado sus formas. Vivieron y murieron –muy pocas veces- de la misma manera cada partido. Hoy no renunciaron a su estilo y le dieron un verdadero baile a quién nos había sacado de la misma manera –con resultado más abultado- a nosotros y también a los ingleses.

Hacer el uno por uno de los gallegos es contar elogio tras elogio. Desde el arquero a los delanteros, no encuentro flaquezas algunas. Hoy fue todo perfecto. A Iker se lo exigió poco y respondió. Falló una sola vez de arriba y en la única clara de los alemanes tapó una pelota clave. La defensa parece vulnerable pero tiene solo dos goles en contra. Los centrales Piqué y Puyol, compañeros en Barcelona, tienen una ductilidad que sorprende. Son guerreros y te la sacan de taco a la vez. Y como si fuera poco, Tarzán hizo el gol del triunfo con un frentazo letal. La defensa, como debe ser, la completan laterales bien definidos. Ramos luego de Maicon y Alves debe ser el mejor en su puesto. Sube con claridad, mete como ninguno, y se anima en ataque. Capdevilla, tal vez el menos conocido de los once, trae sus subidas desde Villarreal, el único equipo que aportó un jugador en los once que no es ni Barcelona ni Real Madrid. El medio es un lujo. El tridente que forman Xavi, Iniesta y Alonso no tiene desperdicio. Pero para que esos tres jueguen como juegan, necesitan de un Sergio Busquets. De trabajo silencioso, voluntarioso y de gran pie, Sergio juega, marca y le da la chance a los otros tres que jueguen libremente. Y vaya si ellos lo hacen. Hoy Xabi Alonso jugó uno de sus mejores partidos. Distribuyó, corrió y se cansó de patear. El taco que mete para lo que debería haber sido el segundo gol –centro atrás de Iniesta y Villa no llega por poco- hizo que me parara y aplaudiera. Xavi y el Cerebro ya no me sorprenden. Mientras todos me decían que Messi era el mejor del mundo –para mi es el más desequilibrante en los últimos 25 metros -, siempre me la jugué por estos dos. Hoy me demostraron una vez más que son dos monstruos. Ambos tienen el equilibrio, la velocidad mental y la habilidad que necesita todo equipo para jugar así. Uno de los aciertos de Del Bosque de hoy fue la inclusión de Pedrito. Perdón: Señor Pedro. El Niño Torres, acostumbrado al juego de Liverpool, nunca terminó de encajar en el juego de España en este Mundial. Y Pedro, de la cantera culé, entra como anillo al dedo. Y aporta, en menor medida, el desequilibrio que aportaría Messi si se hubiese nacionalizado español. Con su actuación se ganó un lugar en la final, pero esa fatídica jugada que podría haber definido el partido lo dejó marcado -!pasala nene¡. Y queda el guaje. Qué decir de un delantero que es goleador, que está donde tiene que estar y que además juega. No es nueve de área pero se cansa de hacer goles. Se tira atrás y sabe. Se tira a los costados y te encara. Lo tiene todo. España lo tiene todo. ¡Si hasta tiene a Cesc Fábregas en el banco!

Pero con toda esa magia, ese toque, ese juego exquisito y ese plantel, hoy podía quedar afuera. La historia la corría de atrás. Su primera semifinal, ante un rival que siempre llega -¡siete finales!- y con la mochila de candidata. Y el gran triunfo fue vulnerar todo eso. El mundo tendrá un nuevo campeón y será justo. Holanda justificará toda su historia -merece tener al menos un título- y España su gran presente futbolístico. Y el que gane, va a estar bien.

Categories: , ,

1 Response for the "¡A por ellos!"

  1. Cat says:

    ES - PA - ÑA - !!

Publicar un comentario