Sie haben in den

Posted by El último diez On 7/03/2010 01:28:00 p. m. 2 comentarios



Se terminó lo que se daba. Lamentablemente para muchos, se dio una lógica inobjetable. Se puede ganar sin equipo hasta cierto punto. Y ese punto es este, cuando te cruzas con un equipo en serio. Al final, era como en el 2006, le pifiaron por 20 años…

Esto iba a pasar. Aunque para muchos no estaba claro, la primera ronda fue un mundo de fantasía. Ya se había visto el cambio ante México. Argentina no es un equipo, es un conjunto de individualidades. No es una cosa menor, es una virtud tener tantos jugadores de nivel. Pero cuando no están encendidos, no hay equipo que lo respalde. Y si enfrente tenés a Alemania, el resultado es lo que se vio hoy.

Diego fue necio en no cambiar. Parece fácil hablar con el resultado puesto, pero después del partido con los mexicanos dije todas las cosas que pienso ahora. Conservar a Maxi y Di María era dejar en soledad a un Mascherano que ya no es el que era. Ellos atacaron con todo lo que tenían. El doble cinco de Kedhira y Schweisteinger, el tridente de volantes ofensivos de Muller, Ozil y Podolski y el punta Klose. Mucho para una línea de cuatro muy vulnerable y un cinco solitario. Todo eso, avanzando en bloque y con una idea. Alemania sorprendió con su toque. Por momentos parecía España. Suena exagerado, pero salían jugando de abajo y renunciaban al pelotazo. Esta selección alemana no es lo que era.

Argentina fue todo lo contrario. Espero una genialidad de Messi que nunca llegó. El 10 fue el de acá y no el de allá. Fue el que nosotros conocemos, no el que nos cuentan los catalanes. Aunque nadie quiera decirlo, es un fracaso tan grande como el de Cristiano Ronaldo o Rooney. El de los cuarenta y tantos goles en la temporada se fue virgen del Mundial. Y sin hacer nada para doblegar la historia en el partido que había que hacerlo. Las individualidades nunca se despertaron y se pagó caro. Los volantes por afuera mostraron lo que venían haciendo. Los dos de arriba, se sintieron solos y poco buscados. Y si no funcionan esos no hay más. Todo lo que resta es defensivo. Los laterales no lo son y se nota. Otamendi hoy jugó gratis y Heinze es Heinze –eso ya es un clásico-. Demichelis conocía las casas y las familias de los alemanes. Nadie reaccionó. Amagaron en el comienzo del segundo, pero cuando cayó el 2 a 0 alemán todo quedó en nada. Los cambios –como dijo Claudio Paul Caniggia por Twitter- llegaron tarde. A mi criterio, Pastore tardó cuatro partidos en entrar al equipo. Pero sin equipo no se gana un torneo, se puede ganar algún partido. A Nigeria, Corea, Grecia… a Alemania no.

Se terminó el Mundial para Argentina. Y de la peor manera. Capaz sirva para que, una vez en la vida, Diego haga autocrítica. Lo dudo. Pero varias cosas quedaron en su lugar. Y algunos tendrán que pagar. Si llegaste a la Selección por atrás, te tendrás que ir por atrás. Y si te ganaste la 10 por atrás, la tendrás que devolver igual. El tiempo le da la razón a quién se la tiene que dar. A esperar cuatro años más.

Categories: , ,

2 Response for the "Sie haben in den"

  1. que lamentable es tener la razón en estos casos... y que triste es que este destino será el mismo que van a tener para la proxima Copa America.... ya que al parecer no hay cambios...

  2. Juanito says:

    El cuco de las eliminatorias corria atras de la seleccion, solo faltaba que aparezca un EQUIPO de verdad como alemania para que nos alcanzara y nos dieramos cuenta cual era la verdadera cara de la moneda. Tampoco hay q ser hipocritas, la ilusion siempre la tuve y pense q era otro el final pero no se pudo...asi q ahora todos apoyemos a la seleccion de basquet!!!

Publicar un comentario