La historia sin fin

Posted by El último diez On 6/22/2010 08:38:00 p. m. 2 comentarios


No sé de qué es más importante hablar. Argentina pasó a Octavos, sí. Mantuvo de nuevo la valla invicta. Messi sigue intratable. Se vieron los primeros minutos del crack Pastore – ¡al fin!-. Pero la nota la dio, cuando no, Martín Palermo.

Argentina se jugaba la clasificación –es una forma de decir- ante la debilísima –no es por desmerecerlos, pero eran muy malos- Grecia. Llegaba al partido con siete cambios –debieron ser más- y un planteo muy ofensivo contra un equipo ultra defensivo. Y así se dio el encuentro. Argentina tuvo la posesión absoluta del balón, intentó entrar por todos lados y se encontró con Tzorbas –el griego, ja!-. Grecia tuvo a solo dos jugadores en cancha. Su arquero, que evitó la goleada, y Samarás, que se hizo un festín con las dudas de Demichelis. Paradójicamente él, de lo peorcito de la Selección, abrió el partido con una pelota parada y otro guiño más de la suerte. Cabeceó, le rebotó a Milito y le quedó para fusilar al arquero griego que si sacaba esa estaba Florentino Pérez esperando para que firme con el Real.

Previo a esto, y hago un párrafo aparte porqué lo merece, entro el crack. Sí, tengo una debilidad. El Flaco Pastore debutó en el Mundial y para mi es la mejor noticia. Cuesta entender porqué sus primeros minutos se dieron recién en este tercer partido. La frescura que le dio al equipo en los minutos que estuvo en cancha fue tan notoria que debería ser titular ante México. Pero eso quedará en manos de Diego.

Volviendo al partido, faltando ’10 Diego le puso play al dvd y empezó “La historia sin fin”. Salió Milito –no tiene suerte en la Selección, merece más- y entró Martín Palermo, el hombre película en vida. Cada uno en su casa, en su laburo, en el auto, en Parque Centenario o Plaza San Martín habrá pensado lo mismo: “ahora entra y hace un gol”. Yo también lo hice. Y Palermo lo hizo. En esos pocos minutos que estuvo en cancha, la pelota lo esquivó, le pasó de cerca, hasta que le cayó en los pies. Y el resultado era inminente: a buscarla adentro, Tzorbas. Un capítulo más para una historia que no tiene fin. ¿Terminará en la final? Llamen a Spielberg…

PD: A la misma hora jugaron Nigeria-Corea del Sur. Dicen, fue un partidazo, terminó 2-2 y clasificaron los coreanos. Dicen, eh.

2 Response for the "La historia sin fin"

  1. Nicolas says:

    Buena nota, pero no coincido que Demicheles fue de lo más flojo, en el primer tiempo estuvo seguro, salvo una pelota que Maxi Rodriguez le tiró atras que lo mató y le hizo cometer un error. Y en el segundo, la equivocación que vimos todos, que fue por un resbalon. Despues no creo que haya hecho un mal partido. Maxi Rodriguez, para mi, se llevo el Chenemigo

  2. Cat says:

    Sépanlo.

Publicar un comentario